Inicio >> Procedimientos Quirúrgicos >> Pexia Mamaria

 

 
 

 

 

 

 

Pexia Mamaria


- Los Senos
- ¿Qué es la pexia mamaria o mastopexia?
- La ptosis mamaria.
- La candidata a la pexia mamaria.
- Evaluación de los senos y ubicación del pezón

Preparación para el operatorio en la pexia mamaria

- La anestesia
- Duración de la intervención
- Preparación del paciente
- Tipos de mastopexia o pexia mamaria
- Mastopexia y lactancia
- Recomendaciones para el postoperatorio en la cirugía de senos

 





La Ptosis Mamaria

La ptosis mamaria es la caída o descenso progresivo de los pechos. Es absolutamente natural que el paso del tiempo transforme los senos de la mujer. Factores como los cambios hormonales, los embarazos, la lactancia o la obesidad, además de la gravedad pueden favorecer la ptosis mamaria. Contrario a las mamas elevadas y turgentes, la ptosis mamaria se caracteriza por el descenso de los órganos mamarios, pérdida de turgencia y localización baja efectos producidos por la falla o deterioro de los mecanismos de sostén de los tejidos o debido a que la magnitud de la estructura es superior a la capacidad de los tejidos para soportar el desplazamiento.

Los senos o las atractivas prominencias femeninas, en realidad resguardan las glándulas mamarias cuya estructura glandular no posee musculatura capaz de responder al ejercicio físico. Es por esto que todo esfuerzo por ejercitar esta zona puede resultar desilusionante.

Algunos consejos para contrarrestar los efectos de la ptosis mamaria:

 

Use sujetador o sostén todo el tiempo que pueda. La ayuda que brinda este método de soporte retrasa los efectos de la gravedad sobre los senos.

 
 
Asesórese en la elección de un buen sostén, que brinde el soporte que usted necesita y que a la vez permita que las mamas se acomoden sin excesiva presión.
 
 
 
La ptosis o caída de los senos ocurrirá de todas formas con o sin implantes. Si bien muchas mujeres prescinden del sostén luego de una operación de senos con implantes, lo aconsejable sería la utilización del sujetador.
 
 
Trate de mantenerse en el peso que le corresponde según su talla. Las constantes subidas y bajadas de peso inciden en el deterioro de las estructuras de sostén de las mamas.
 
 
 
La lactancia es toda una experiencia asombrosa para madre e hijo. No se prive de este placer por temor a perder la forma de sus pechos. Las mamas y las mamás están diseñadas y dispuestas para la lactancia.
   

Más información: www.plasticacolombia.com